Alquimistas y magos en la corte de Rodolfo II en Praga

“Su majestad el emperador solo está interesado en brujas, alquimistas o cabalistas. No tiene ningún reparo en buscar tesoros de todo tipo. También tiene toda la biblioteca de escritos mágicos. En definitiva, está constantemente tratando de eliminar a Dios de servir a otro maestro en el futuro”. Así definían sus familiares a Rodolfo II, emperador…