El ‘ángel de la guarda’ que se aparecía en Collado Villalba

el

Las historias más increíbles ocurren a las personas más creíbles. Pueden ocurrir en cualquier lugar y cuando menos se esperan, pero siempre a gente que no tiene nada que ganar y mucho que perder. Una de ellas es una vecina de Collado Villalba, que ha preferido mantenerse en el anonimato por eso mismo, a pesar de describir sus vivencias como “cosas bonitas”: porque nadie creería que durante mucho tiempo habría estado acompañada de su “ángel de la guarda” particular.

 

Todo comenzó con el fallecimiento de su padre en Collado Villalba

Los fenómenos misteriosos comenzaron con el fallecimiento del padre de la testigo, allá por junio de 1984. Un episodio que aún recuerda con dolor aunque hayan pasado más de 35 años desde que tuviera lugar. La forma súbita de su fallecimiento en su propia vivienda de Collado Villalba (venía de llevar a sus hijos al colegio) aún causan tristeza al ser una persona con la que estaba muy unida.

El entierro tuvo lugar en los días siguientes en el cementerio del pueblo de Collado Villalba. Al mismo tiempo, la zona antigua del municipio madrileño celebraba sus fiestas de San Antonio de Padua. La muerte de un ser querido es un hecho trágico que marca un antes y un después en el recorrido vital de una persona. Sin embargo, a partir de este, tanto la vecina de Collado Villalba como sus familiares han experimentado circunstancias inexplicables que tienen que ver con su padre: “A partir de ese momento, nos han pasado cosas… cosas bonitas”.

experiencia_ecm_alvaro_anula
A raíz del fallecimiento de su padre, varias experiencias paranormales iban a ocurrir

 

Aparición fantasmal en un huerto de la sierra de Gredos

La primera persona en experimentar sucesos extraños fue la sobrina de la informante. En agosto, esta familiar se encontraba en un huerto que tiene en un pueblo de la sierra de Gredos. Era una jornada normal y al terreno cultivable había acudido la sobrina junto a una hermana y unas amigas. Todo iba normal. Estuvieron haciendo las tareas de cuidado del huerto sin sobresalto alguno. No obstante, la aparente calma quedaría modificada por un encuentro que nunca olvidará la familia.

“Venía mi sobrina de un huerto que tenían mis padres en el pueblo, acompañada de una hermana con unas amigas”, rememora la testigo. Su sobrina se quedó rezagada de las demás y es ahí cuando tendría lugar una insólita aparición: “En ese momento es cuando se le aparece mi padre en el camino del huerto; le vio tal como era”. Tras aquel encuentro con lo inexplicable, la sobrina intentó gritar para llamar a su hermana, pero sus esfuerzos fueron en vano. Se había quedado sin voz de forma repentina. Por más que intentaba alertar a las demás de aquella presencia no podía articular palabra. A raíz de ello, la informante asegura que la aparición de su padre espetó: “No grites, porque no te va a oír”.

La sobrina, ante aquellas palabras, se armó de valor en medio del pánico para dirigirse a aquella figura tan real e imposible: “Pero abuelo, entonces, ¿qué pasa contigo? ¿estás vivo? ¿estás muerto? ¿nos estás gastando una broma?”. Ante estas preguntas, la vecina de Collado Villalba afirma que su sobrina recibió una contundente respuesta: “No, querida. Yo estoy muerto. Pero por mucho que yo te contara y te explicara del sitio donde estoy no lo podrías entender”.

PUEDES CONOCER MÁS MISTERIOS Y LEYENDAS DESCONOCIDOS EN MI LIBRO ‘UN MADRID DE LEYENDA: LEYENDAS CONTADAS POR MI ABUELO’. CONSÍGUELO A UN PRECIO JAMÁS VISTO CLICKANDO EN LA IMAGEN.

 

Un embarazo que finalmente se confirmó

Lo ocurrido a su sobrina en un pueblo de la sierra de Gredos solo fue el principio de un historial de hechos difíciles de razonar. Nada más conocer el encuentro de aquella familiar, la informante acudió a don Bernardo, curandero de Los Negrales, “al que le contaba todo lo que le sucedía”. Además le relató que su padre había fallecido dos meses antes y que a partir de ese instante comenzó a sentirse mal. Una sensación que ella achacaba al mal trago que había supuesto la pérdida de su padre.

“Conté a toro pasado a don Bernardo que en ocho días adelgacé cinco kilos y que con el disgusto se me había cortado la menstruación, pero que seguía igual tras dos meses, algo que no entendía”. Tras escuchar aquellas palabras, el curandero de Los Negrales sentenció con una frase que la dejó boquiaberta: “Tú estás en estado y va a ser un niño, que además será muy legal, pero tendrá unos c… muy grandes”.

Efectivamente, aquel hombre no se equivocaría ni un ápice. El médico certificó el embarazo y a los nueve meses de fallecer su padre nació su hijo. Bernardo también se manifestó sobre el suceso que tuvo como protagonista a la sobrina como si de una clave oculta se tratara: “Tu padre ha alcanzado lo que mucha gente no consigue en siglos. Y lo que no quiere es que lo contéis para que no se rían de vosotros”.

 

Mensajes positivos que vendrían del Más Allá

Después del embarazo de la confidente, más hechos relacionados con su padre tuvieron lugar. Acontecimientos que recrean un conjuro mágico donde se dan cita mensajes optimistas y escenas bonitas en tiempos difíciles. “Mi hijo hubo una vez que estuvo enfermo cuando era pequeño”, recuerda. Por ello, tenían que ir a visitarlo al hospital, ya que por aquel entonces Collado Villalba no contaba con el centro sanitario actual. Y en uno de esos desplazamientos el “ángel de la guarda” particular volvió a hacer gala de su aparición, en este caso, al que fuera su marido.  Este se encontraba dentro de su vehículo en dirección a Madrid. Obviamente estaba preocupado por el estado de salud de su hijo. A la altura de la iglesia de la Virgen del Camino, antes de incorporarse a la carretera de A Coruña, una voz idéntica al fallecido vino a intentar tranquilizarle desde la nada: “Vete tranquilo, no le pasará nada“.

virgen_del_camino_collado_villalba_alvaro_anula
Iglesia de la Virgen del Camino (Collado Villalba), donde habría tenido lugar uno de los sucesos misteriosos

Dicha voz, que únicamente él pudo escuchar al estar solo dentro del coche, es recuperada por la testigo. No obstante, algo similar lo vivió su madre en la misma vivienda villalbina: “Mi madre tenía una trombosis, estaba en la cama y me llamó en una ocasión muy contenta diciendo que había visto a mi padre”. Lo llamativo es que la aparición no se dirigió a ella, que únicamente estaba allí sin hablar. Por ello, para buscar explicaciones, volvió a presentarse ante el curandero de Los Negrales. Y una vez más, la dejó descolocada: “Si le hubiera hablado es que ‘se iba a ir con él’, pero no era su momento”.

 

Experiencia extraña en el cementerio de Collado Villalba

El último encuentro con su ‘ángel de la guarda‘ tuvo como escenario el cementerio del pueblo de Collado Villalba. Allí se trasladaba con frecuencia para limpiar los nichos de sus padres, que se encontraban separados. Primero siempre acondicionaba la tumba de su madre y después hacía lo propio con la de su progenitor, no sin levantar la cabeza de vez en cuando porque le “daba miedo a ver si entraba algún loco y le daba un golpe”. En una de esas miradas, cerca de la puerta y en el camino que llevaba al nicho de su padre, atestigua que pudo ver su figura: “Se lo juro que vi a un señor idéntico a mi padre que iba a su tumba. Aparté la mirada y volví a mirar y ya no había nadie por ninguna parte”.

Nada más terminar la limpieza del enterramiento de su madre, empezó a recorrer el cementerio de Collado Villalba a ver si había alguien más que ella. Sus pesquisas no sirvieron. Estaba sola dentro del camposanto. “Me recorrí todo el cementerio, pero allí no había nadie. Es por eso que después ya no fui a limpiar el nicho de mi padre porque me dio miedo”, garantiza.

cementerio_villalba_pueblo_alvaro_anula
El cementerio del pueblo de Collado Villalba también habría sido escenario de una de las apariciones

La testigo decidió relatarle lo acaecido a un trabajador de los servicios funerarios del propio cementerio. Quizá él podría aportar alguna explicación a aquello. Sin embargo, añadió más misterio e interrogantes al asunto. “El chico de la funeraria me dijo que él al principio era muy incrédulo sobre estas historias, pero cuando murió el padre su mujer este se le habría aparecido a su hija para revelarle que unos documentos que no encontraban estaban en cierto cajón”, sostiene. Un ejemplo más de que estos relatos increíbles ocurren en cualquier lugar y a personas totalmente creíbles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s